Si crees que alguna de las imágenes que ves aquí, te pertenece.. por favor házmelo saber, la omitiré de inmediato!

martes, 22 de febrero de 2011

...De repente


De repente, cuando estoy en silencio,
cuando la noche ha caído,
cuando mi cama se hace más grande...
apareces tú.

De repente, cuando camino entre la gente,
cuando siento la lluvia caer,
cuando veo a dos enamorados...
apareces tú.

De repente, cuando digo que no te amo,
cuando digo que no te extraño,
cuando siento que te perdí...
apareces tú.

De repente, cuando siento una lágrima rodar,
cuando siento mi corazón estallar,
cuando mis pies quieren salirte a buscar,
me doy cuenta que nada me hace olvidar,
que nadie te puede igualar,
me doy cuenta que no puedo dejarte de amar.

13 comentarios:

Paco Sales dijo...

Un bellisimo poema, dificil de olvidar aunque uno quiera, un abrazo

Miguel Vivas dijo...

Genial amiga, me encantó el final... Besos y mordiscos.

Ladrón de palabras dijo...

La sensualidad al servicio de la belleza, y todo dentro de una poesía...MAGISTRAL

Marisol dijo...

Un hermoso poema cargado de nostalgia.
Te dejo muchos saludos desde Berlín.

Adolfo Payés dijo...

Me gusta la fuerza que tienen tus versos, de pasión encienden los suspiros.... Excelente

Un abrazo
Saludos fraternos...

Navegante Del Alma dijo...

Es grato leer este tipo de confesiones femeniles, dentro de un marco de bonitas palabras.
Besos.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Aquel amor que siempre esta aunque muchas veces no lo podamos ver... pero siempre lo vamos a sentir.. por q se hace eterno...

Un abrazo amiga mia...

JALE

Jose_Kunita dijo...

HOLA, BONITA..
EN POCAS HORAS LLEGA EL DÍA DEL SER MÁS ADORABLE Y EXTRAÑO DEL MUNDO; O SEA TU DÍA, MUJER..
ASÍ Q' ¡¡FELIZ DÍA, BELLEZA INEXPLICABLE!!

Xec Gomila Montserrat dijo...

..unos versos preciosos y que no decir de la fotografia... .. -- bonito blog...
Saludos desde Menorca.

Adolfo Payés dijo...

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer
Eres
Luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Amorphis dijo...

De repente leí tu texto y quedé encantado. Muy bonito y tan expresivo que suspiré y suspiré.

Saludos!

don vito andolina dijo...

Hola, bello blog, íntimas,leales entradas, si te gusta la palabra encubierta, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos cómplices...

Anónimo dijo...

Puedo decir lo que quiera? maravillosa! porque maravilloso es el texto que de tu pluma brota.
me maravilla que pueda alguien expresar los sentimientos con tu acierto.
expresar y desear en tus versos todo es uno, infinito y cálido...poderoso y maravilloso.
enhorabuena.