Si crees que alguna de las imágenes que ves aquí, te pertenece.. por favor házmelo saber, la omitiré de inmediato!

martes, 10 de febrero de 2009

Sentimientos

No sabía como empezar, porque le daba miedo...
Le daba miedo darse cuenta que empezaba a dejar de sentir,
después de tanto tiempo, de tanto amor, sólo habían pasado veinte días, desde que él la mandó a volar, y ella se empeñaba tanto en no dejarlo ir,
lo llamaba constantemente, por cualquier cosa, cualquier pretexto era bueno para escuchar su voz.
Pero en el fondo ella sabía que era lo mejor, no era la primera vez que se separaban, pero siempre terminaban regresando, por ella o por él, pero siempre volvían juntos, y esta vez era diferente, lo sabía, lo sentía...
Porque al principio de su separación, ella no fue como las veces anteriores, ella se fue de "party" con sus amigas, cosa que no hacía antes cuando se peleaban, porque "no vaya a ser que se entere y no vuelva", nooo, esta vez fue diferente, se fue, y no le importaba que él se enterara, y el fin siguiente, también se fue, y el siguiente.
Ella lo amaba de eso estaba segura, porque cuando escuchaba su nombre, su corazon parecía que se le saldría del pecho, porque cuando sonaba su celular con el "sonido especial" la sonrisa le iluminaba el rostro, porque cuando sentía "el gusanito" debajo de su ombligo siempre pensaba en él, y en lo rico que era hacerle el amor, por eso estaba segura que lo amaba, por eso y porque no se cansaba de ver su foto en el msn, aunque no lo llamara...
Pero hoy, todo fue diferente, la llamó por x razon, o lo llamó no lo recuerdo, pero coincidieron en la hora de salida, y ella le propuso pasara a recogerla en su trabajo, y así lo hizo él, ella deseaba con toda su alma verlo para besarlo, y efectivamente, lo vio, pero no lo besó, en el trayecto a casa de ella, platicaron del trabajo, del dentista, de esto de aquello, y pum! lo sintió ella lo sintió, (o no lo sintió), cuando llegaron a su destino, se despidieron de beso en la mejilla y con una palmadita en la cola como cuando estaban juntos, y nada pasó, no se le salió el corazón, no sonrió, no sintió "el gusanito".... Todo acabó.

1 comentario:

Nelson Diaz dijo...

Una de esas trampas que nos coloca el amor, la rutina y el cansancio que apagan la llama y también algo tan lindo como esos saltitos del corazón... Linda experiencia mi querida Dulce Voz conocer tu primer relato. Un cariñoso abrazo, desde Venezuela con mucha admiración : )